Artistas boricuas sorprendidas ante acusaciones de acoso sexual contra Plácido Domingo

martes, 13 de agosto de 2019 - 4:47 PM
Por Ileana Delgado Castro

Hilda Ramos y Alfonsina Molinari, que han trabajado junto al afamado tenor, resaltan la caballerosidad del afamado tenor

El afamado tenor Plácido Domingo, considerado como uno de los mejores cantantes de ópera de todos los tiempos, es un artista muy admirado y querido en Puerto Rico. Por eso, las recientes acusaciones en su contra sobre acoso sexual a cantantes que trabajaron con él en la década de los 80, causaron sorpresa entre algunas de las cantantes de ópera en la isla.

Una de las sorprendidas fue la reconocida soprano puertorriqueña Hilda Ramos, quien trabajó con él en la gala de los 25 años de la presentación del tenor en Puerto Rico, y luego como maestra de ceremonias en Operalia. Y, aunque dijo que son acusaciones muy desafortunadas, destacó su admiración por el cantante de ópera, quien también es un prolífico director de orquesta y director de la Ópera de Los Ángeles.

“Él es un caballero de principio a fin. Eso sí, es muy cariñoso, como somos los latinos. Yo nunca he tenido que pasar por situaciones como esas (como las que describen las acusadoras de Plácido Domingo); siempre ha habido mucho respeto con mis colegas. Creo que uno tiene que ser cuidadoso con eso y uno siempre tiene que sentar las bases desde un principio para establecer un respeto”, declaró Ramos, quien dijo que para el mundo de la música y del canto son expresiones muy desafortunadas.

“Pero mi admiración hacia el maestro Placido Domingo es enorme, al igual que de mis colegas porque siempre he escuchado palabras de elogio hacia él”, indicó la cantante, quien resaltó que el tenor es una persona que le ha dado mucho a la música “y esperamos que esto no empañe una gran carrera”.

“Él apoya mucho a los talentos jóvenes, tanto mujeres como hombres, y siempre busca impulsar sus carreras”, agregó Ramos.

Hoy, la agencia de noticias The Associated Press (AP) publicó que ocho cantantes y una bailarina dijeron que sufrieron acoso sexual a lo largo de tres décadas a partir de 1980, en ocasiones en compañías de ópera en las que Domingo ocupaba puestos de alta dirección. Todas las acusaciones son anónimas, excepto la de la mezzosoprano Patricia Wulf, quien dijo que, en la Ópera de Washington, donde Domingo fue director artístico y después director general durante 15 años, la acosó constantemente, a pesar de que ella siempre lo rechazó.

La actriz, cantante y productora Alfonsina Molinari también se mostró sorprendida por las acusaciones. Dijo que tuvo “el placer de trabajar con el maestro Domingo en incluso de socializar con él y su familia”.

“Lo que he conocido de él es que es todo un caballero y es un mentor. Él está todo el tiempo pendiente, buscando voces y cómo avanzar el mundo de la ópera y su trabajo con cantantes jóvenes es harto conocido. No puedo negar que, probablemente, haya tenido romances porque creo él mismo lo ha admitido, pero de ahí a escoger que una voz haya tenido una oportunidad por encima de la otra a cambio de, la verdad es que me sorprendería muchísimo porque él es un amante de la ópera y del talento y, al final, el talento siempre prevalece”, agregó la actriz, quien resaltó, por otro lado, que en el mundo de la ópera “se viven grandes pasiones”.

“Es un negocio donde las cantantes y los directores están viajando, están lejos de sus familias y se presta para muchos romances. Pero, de ahí a que haya acoso, que sea algo que no sea consensual o que el trabajo de una persona puede depender de, nunca lo he visto. No digo que no sucede, pero nunca lo he visto”, dijo Molinari. Pero, de la misma forma, indicó que sí ha visto a hombres y mujeres que hacen acercamientos porque se sienten atraídos por esa persona y tiran piropos porque quieren establecer un romance. “Pero tratar de canjear trabajo a cambio o lastimar la carrera de alguien, bajo esas circunstancias, yo por lo menos nunca lo he visto”, reiteró Molinari.

Según AP, además de las nueve acusadoras, otra media docena de mujeres dijo que las proposiciones sexuales de Domingo les hicieron sentir incómodas. Por ejemplo, señala que una cantante dijo que le pidió varias veces salir en una cita tras contratarla para cantar una serie de conciertos con él en la década de 1990.

“AP también habló con casi tres docenas de otros cantantes, bailarines, músicos de orquesta, personal técnico, maestros de canto y administradores, que dijeron haber presenciado comportamiento inapropiado de índole sexual por parte de Domingo, y que perseguía a mujeres más jóvenes con impunidad”, publicó la agencia de noticias.

AP también publicó que Domingo no respondió a preguntas detalladas sobre incidentes concretos, pero emitió un comunicado en respuesta. “Las acusaciones de estas personas no identificadas, que se remontan hasta 30 años, son profundamente preocupantes, e inexactas tal como se describen”, indicó el tenor.

“Aun así, es doloroso saber que puedo haber molestado a alguien o haberles hecho sentir incómodas, sin importar cuánto tiempo haya pasado y pese a mis mejores intenciones. Yo creía que todas mis interacciones y relaciones fueron siempre bienvenidas y consensuadas. La gente que me conoce o ha trabajado conmigo sabe que no soy alguien que dañe, ofenda o avergüence a nadie a propósito”, añadió.

“Sin embargo, reconozco que las normas y estándares por los que se nos mide hoy _como debe ser_ son muy diferentes de lo que eran en el pasado. He tenido la bendición y el privilegio de haber tenido una carrera de más de 50 años en la ópera y me atendré a los estándares más altos”, concluyó Domingo.