Las vivencias de Sharil Sánchez en una canción

jueves, 11 de octubre de 2018 - 9:38 AM
Por Ileana Delgado Castro

La cantante de música sacra comparte en su nuevo sencillo “Confiaré” su alejamiento de la iglesia y cómo logró reenfocar su vida

A los cinco años tuvo su primera experiencia como cantante en la iglesia a la que asistía con sus padres en Dorado. De ahí en adelante, afirma Sharil Sánchez, nunca ha dejado de cantar. Lo que ha cambiado con los años, agrega la cantante de música sacra, es que ahora lo hace profesionalmente y puede llegar a un público más amplio.

Precisamente, en estos días Sánchez promociona la canción “Confiaré”, el primer sencillo oficial del próximo álbum, pautado para salir al mercado en abril de 2019. Una nueva propuesta musical -después de varios años del lanzamiento de su primer disco, "Dios celestial"-,  en que la cantante se presenta con nueva imagen, una nueva visión y un nuevo estilo musical.

“Esta canción habla de muchos sucesos que han pasado en mi vida -como el asesinato de mi padre cuando yo tenía siete años- que formaron, moldearon y marcaron mi espíritu para convertirme en la nueva Sharil Sánchez que soy hoy, además de ayudarme a ver la vida desde una perspectiva completamente diferente”, comenta la  cantante.

Pero explica que “Confiaré” es una composición original de su mejor amiga, Sherlie Cajigas,  adaptada por Gilberto Torres, productor musical del proyecto. “Cuando ella me la cantó, empecé a llorar. Sin ella saberlo,  narraba  lo que había pasado en mi vida”.  Sobre todo,  según dice, porqeu literalmente plasma  sus tropiezos, su alejamiento de la iglesia y finalmente la forma en “cómo el Señor, a través de su misericordia, me ayudó a levantar”. 

“Con mi primera producción discográfica me ilusioné pensando en unos resultados que no se dieron. Y al no recibir la aceptación que esperaba caí en una enredadera de mentiras que me consumieron por dentro. Me relacioné con personas muy tóxicas, abandoné mi familia y los preceptos por los que siempre me había regido”, acepta la cantante de música sacra.  

En esa época también pasó por el proceso de divorcio de su primer matrimonio que, afirma, fue muy difícil y la dejó en una depresión muy profunda que le duró más de un año. “Llegué a pesar 65 libras, era como un esqueleto. Hasta que un día me miré al espejo y comencé a orar y a decirle a Dios que necesitaba que me diera una nueva oportunidad, que me fortaleciera y que sacara de mi vida todo lo que me afectaba y le di el control absoluto a Él”.

Cuenta que a partir de ese momento hubo un proceso de restauración y su vida comenzó a tomar un rumbo diferente porque comenzó a ver las cosas desde otra perspectiva. 

“En ese sentido, el 2016 fue un año de desarrollo personal y espiritual. Y una vez estuve fortalecida, conocí a mi actual esposo, un hombre de Dios que me ama, me respeta y me apoya”, subraya Sánchez, mientras indica que la música “siempre ha sido mi lugar de refugio y consuelo”.     

Precisamente, la cantante opina que la música no se debe definir como cristiana o secular, porque “la música es música”. Para ella, la única diferencia es la intención con que cada quien hace música. Por ejemplo, indica que tiene amistades que son cantantes seculares y su música le llena el corazón. Por eso no se atrevería a decir que la de ella es mejor debido a que menciona a Dios. 

“La de ellos puede mencionar la palabra amor y para mí, Dios y amor es prácticamente lo mismo. Respeto a los cantantes de música cristiana y también respeto a los cantantes seculares y hasta he hecho música con algunos de ellos y por no mencionar a Dios no es una mala canción. Es la intención del corazón que está detrás de una composición musical y creo que eso es lo que hace la diferencia”, explica Sánchez, aunque acepta que hay “canciones que denigran a la mujer o tienen letras violentas y para mí eso no es música”.

La cantante  y su esposo, Jael Hernández, también son productores de eventos, faceta en la que ha trabajado por más de cinco años en Puerto Rico. Además, fundaron una  escuela de Bellas Artes en Vega Baja que ella considera “un sueño hecho realidad”.  

“Ha sido un proyecto que nos ha presentado muchos retos porque se supone que abriera una semana antes del paso del huracán María, pero no fue hasta mayo de este año que lo pudimos hacer. A largo plazo también tenemos otros proyectos musicales y  colaboraciones con otros artistas”, agrega Sánchez ilusionada sobre su agenda a corto y largo plazo.

El sencillo “Confiaré” llega acompañado de un video musical que está disponible a través de su canal en YouTube. La cantante está presente en las redes sociales más populares, y se puede encontrar en Facebook como “Sharil Sánchez – Página Oficial”, en Instagram como "sharilsanchezofic".