Boricuas emigran a nuevas ciudades en los Estados Unidos

domingo, 1 de septiembre de 2019 - 0:00 AM
Por Ricardo Cortés Chico

Más puertorriqueños optan por el llamado “midwest” como su nuevo hogar al momento de seleccionar a dónde relocalizarse

En 2017, la migración de puertorriqueños al estado de Massachusetts aumentó en un 52% en comparación con el año anterior. En Michigan, esa alza fue aún mayor, alcanzando el 154%. Ambos casos marcan lo que podría ser una nueva tendencia migratoria de los boricuas.

Florida sigue siendo, por mucho, el favorito de los puertorriqueños que se relocalizan en Estados Unidos. De hecho, en 2017, cuando los huracanes Irma y María dejaron en añicos la infraestructura de la isla, unas 28,538 personas emigraron a la península floridana, según el más reciente Perfil del Migrante del Instituto de Estadísticas de Puerto Rico. Esa cifra representó un alza de 18% en comparación con 2016.

Los destinos secundarios de los boricuas, sin embargo, decayeron en popularidad entre los migrantes. En la última década, los estados de Nueva York, Pensilvania y Texas servían como los principales destinos alternos para los boricuas. Estas jurisdicciones recibieron en 2016 el 27% de los puertorriqueños migrantes. Ese porcentaje, sin embargo, cayó a 19% en 2017.

Este cambio responde, en parte, a que ese año más boricuas se inclinaron por los estados del llamado “midwest” (medio oeste) de Estados Unidos para relocalizarse. Desde 2010, anualmente unos 7,958 boricuas han migrado a esta zona. En 2017, sin embargo, esa cifra alcanzó los 14,218 migrantes. Es decir, casi se duplicó el patrón migratorio a esta región.

El estado de esta zona que más migrantes isleños recibió en 2017 fue Ohio, con 3,765. Esta cifra representa un aumento de 23% en comparación con el año anterior. Le sigue Michigan, con 2,621 (alza de 154%), e Illinois, con 1,829 (2%).

Otras jurisdicciones tuvieron también cambios notables. Por ejemplo, Nebraska, que en el pasado ha recibido muy pocos migrantes puertorriqueños, acogió a 436 en 2017. La situación se repite en Minnesota y Dakota del Sur, donde se relocalizaron 503 y 358 boricuas, respectivamente, en el 2017. El año anterior, a estos dos estados llegaron apenas 60 boricuas.

La demógrafa Judith Rodríguez resaltó que los estados del noreste estadounidense también tuvieron cambios importantes en el patrón migratorio del 2017. Por ejemplo, Massachusetts recibió la mayor cantidad de boricuas (6,748) desde que el Censo lleva registros. Otras jurisdicciones, como Nuevo Hampshire y Vermont, que, de ordinario, reciben muy pocos boricuas migrantes, tuvieron índices que figuraron entre los más altos de la última década para esos sitios.

Las preferencias cambian. Tenemos que esperar a ver si esos patrones se repiten todavía. El 2017 fue un año de muchos cambios demográficos que todavía no se pueden ver con claridad”, dijo Rodríguez. De ordinario, los migrantes prefieren aquellas áreas donde pueden encontrar algún tipo de apoyo familiar o personal.

El Negociado del Censo reconoce que, debido al impacto de los huracanes Irma y María, se interrumpió la recopilación de datos demográficos de Puerto Rico, lo que tuvo el efecto de aumentar el margen de error de los resultados.

Aún con esas limitaciones, el Perfil del Migrante del 2017, usando los datos del Censo, estimó que, en términos netos, el 2.4% de la población de Puerto Rico emigró a distintas jurisdicciones de Estados Unidos. Ese porcentaje representa la salida de unas 77,000 personas de la isla.

Los datos de la Encuesta de la Comunidad del Censo del 2018 (año fiscal) proponen, por otro lado, que 123,399 salieron del país. Esta cifra es la más alta en esta base de datos para Puerto Rico.