Los venezolanos están divididos entre votar o abstenerse

miércoles, 16 de mayo de 2018 - 11:01 AM
Por El Universal / GDA

El 20 de mayo Venezuela está llamada a elegir presidente. Muchos rechazan participar para no legitimar el sistema que lleva adelante Nicolás Maduro

A unos días de las elecciones presidenciales en Venezuela, la población muestra su división entre los que están seguros que votarán por la continuidad de Maduro, los que descartan cualquier participación para no legitimar un proceso que consideran fraudulento, y los que se debaten entre votar o no votar.

Ángel García un joven de 32 años, reconoce en entrevista telefónica con El Universal que todavía está indeciso. Dice que a él le enseñaron que el voto es la manera en que se puede tener un cambio, pero la realidad le señala otra cosa.

“Hasta hace dos días estaba convencido en hacerlo, pero casualmente conversé con un diputado y me explicó que ir a votar es legitimar estas elecciones, que son ilegales porque las convoca la Asamblea Nacional Constituyente, que se instaló ilegalmente. Pero no ir a votar, siento que es darle la oportunidad al gobierno de seguir en el poder”, expresa.

Pese a las denuncias en contra del proceso electoral, muchos confían en el poder del voto, como Layda, quien vive en el Barrio Las Minas de Baruta, gobernado por la oposición. Ella asegura que el próximo 20 de mayo los venezolanos saldrán a votar por Nicolás Maduro, igual que ella.

“Es el momento de sacar al país adelante, de no venderlo”, asegura.

La joven venezolana Anabel Pérez, quien tiene un negocio de cerrajería, no coincide con Layda; por el contrario, ha decidido no votar e insiste en que ejercer su derecho al sufragio sin garantías es validar el fraude.

“He decidido no votar, durante mucho tiempo, en nuestro país ha reinado la trampa, basta salir a la calle para saber que el descontento es masivo. Los poderes que deberían defender al pueblo, y los cuales no deberían tener tendencias políticas, han demostrado preferencia hacía el lado oficialista”, dice. También resalta que “los organismos internacionales desconocen la legitimidad de las elecciones”, expresa.

La caraqueña Ingrid Méndez, por su parte, dice que se cuestiona todos los días si votará o no; señala que la crisis que azota al país sudamericano ha obligado a los venezolanos a olvidar, de alguna manera, que faltan días para elegir a un nuevo gobernante.

El Consejo Nacional Electoral tiene un padrón de 20.526,978 votantes que están convocados a elegir el próximo 20 de mayo al presidente de la República y 251 representantes de 23 consejos legislativos.

Carmen Reyes, quien es docente jubilada, no lo duda. Ella saldrá a votar el domingo por Nicolás Maduro, a quien ve como un representante del proceso revolucionario que inició en con el comandante Hugo Chávez.

“Aquí la opción, no sólo para Venezuela sino para todos los países latinoamericanos, es el socialismo, no hay opción para el capitalismo (...) la esencia espiritual del hombre no puede ser en un sistema capitalista–egoísta y eso proponen los candidatos de derecha en este país”, expone.

En el otro extremo está el joven Brian Vidal, quien asegura que no votará. Señala que no será una abstención, sino una protesta contra un proceso fraudulento que lo quiere obligar a participar. “Son elecciones que no cumplen con las mínimas condiciones de un proceso en libertad, los verdaderos candidatos fueron inhabilitados o están presos. El gobierno convoca a elecciones bajo sus reglas y como a ellos les da la gana”, insiste.