Líder demócrata dice que el Partido Republicano no aceptaría la estadidad

domingo, 2 de diciembre de 2018 - 0:00 AM
Por Javier Colón Dávila

Tom Pérez, quien favorece ese status político para Puerto Rico, sostuvo que los republicanos han perdido la voluntad para actuar sobre el asunto

A juicio de Tom Pérez, presidente del Comité Nacional Demócrata en Estados Unidos, no existe voluntad dentro del Partido Republicano para reconocer un resultado favorable a la estadidad para la isla precisamente por las actitudes hostiles del presidente Donald Trump hacia los puertorriqueños.

Pérez, de origen dominicano, se ha expresado a favor de la estadidad para Puerto Rico en varias ocasiones y ayer reiteró su postura, añadiendo que el “status quo”, entiéndase el Estado Libre Asociado, “no ha funcionado”.

En un tuit publicado a finales de septiembre Trump aprovechó un ataque contra la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz para decir que Puerto Rico "no debe estar hablando de estadidad hasta que tenga gente que realmente sepa lo que está haciendo. Si tuvieran un buen liderato, ciertamente, sería algo que se puede hablar. Pero, con gente como esa involucrada será un no absoluto”.

Pérez sí favorece la estadidad para la isla.

“Ves el asunto del Medicaid, el asunto del huracán María, hay muchos ejemplos de cómo la ciudadanía aquí es de segunda categoría y necesitamos otra forma. Eso sería la estadidad”, dijo en una entrevista con El Nuevo Día tras presidir ayer una reunión del Comité Nacional Demócrata, que se reúne este año en Puerto Rico.

Según Pérez, los resultados de los últimos dos plebiscitos de estatus en que se ha impuesto la estadidad -siendo el último el año pasado con una tasa de abstención enorme-, demuestran que los puertorriqueños “quizás acepten” la estadidad y eso representa un problema para el Partido Republicano.  Pérez no contestó si la Cámara de Representantes Federal, que cayó en manos demócratas tras las elecciones de medio término, debe comprometerse en acatar el resultado de una elección “estadidad sí o no”.

“Hasta recientemente la estadidad estaba en la plataforma del Partido Republicano. Ahora que se dan cuenta de que quizás la acepten y que las ideas de los republicanos no pueden competir en la isla, hay un miedo de que la inacción de Donald Trump (ante el desastre de María) y su hostilidad hacia los puertorriqueños no se reflejarían bien en una elección. Los republicanos han perdido la voluntad de actuar sobre un asunto que estaba en su plataforma”, dijo.

De Pérez tener razón, esto significaría un problema para el movimiento estadista en momentos en que figuras como el gobernador Ricardo Rosselló han condicionado la celebración de un plebiscito con una consulta “estadidad sí o no” a que el Congreso se compromete en acatar el resultado. El Partido Republicano controla el Senado federal.

Preguntado sobre el mismo tema, el presidente del Partido Demócrata en la isla, Charlie Rodríguez, dijo que, si bien el gobierno local puede esperar a que el Departamento de Justicia federal valide una papeleta electoral y la campaña educativa de un próximo referéndum, opinó que “lo que finalmente ocurrirá” será que el Congreso, el que arranca en enero o el entraría en funciones en el 2021, aprobará un acta de admisión de Puerto Rico como estado “sujeto a que esa acta de admisión se apruebe en Puerto Rico con un voto sí  no”.

Rodríguez da por seguro que la comisionada residente Jenniffer González radicará un nuevo proyecto de estatus a partir de enero tras anunciar que lo haría si la Legislatura de Puerto Rico legisla una consulta de “estadidad sí o no”.

“Ella ha dicho que lo va a estar radicando”, dijo Rodríguez.