Johnny Méndez enfrenta una demanda federal

miércoles, 9 de octubre de 2019 - 1:11 PM
Por Javier Colón Dávila

El director de la Oficina de Servicios Legislativos está incluido en el recurso, sometido por una exempleada que alega haber sido despedida de forma injustificada

El presidente de la Cámara de Representantes, Carlos "Johnny" Méndez y el director de la Oficina de Servicios Legislativos (OSL), Orlando Pagán Ramírez, enfrentan desde ayer una demanda federal por despido injustificado, motivado por discrimen político, con un reclamo en daños de $2 millones.

La demanda fue radicada por Omayra Serrano, exempleada de la OSL por 17 años y descrita por el abogado que firma el recurso, René Arrillaga, como militante del Partido Popular Democrático. Serrano ocupó su cargo entre el 1 de noviembre del 2001 y el 12 de octubre de 2018. Inicialmente laboró como oficial ejecutiva y luego como coorinadora de programas.

La OSL es una entidad que tiene la tarea de ofrecer asesoría a todos los legisladores, así como asistencia en investigaciones y en la redacción de piezas legislativas, informes y memoriales, entre otros. 

Se sostiene en la demanda que Serrano fue empleada en OSL, pero no ocupaba un cargo que podría interpretarse como ligado a la política pública y tampoco manejaba información que fuera políticamente sensitiva. Al ser despedida, no se le dieron razones, más allá de un recordatorio de que su puesto era de libre remoción.

"La demandante fue despedida solamente por su lealtad al Partido Popular Democrático (PPD), sin que se tomara en cuenta su competencia o su desempeño laboral", sostuvo Arrillaga. "El factor que motivó el despido de la demandante fue su afiliación política al PPD y la falta de afiliación al nuevo sheriff en el pueblo, el Partido Nuevo Progresista".

Arrillaga sostiene que si bien el estado de derecho coloca la responsabilidad administrativa de OSL sobre el liderato de ambos cuerpos legisltativos, "tradicionalmente", esa responsabilidad ha sido alternada de cuatrienio en cuatrienio por los cuerpos legislativos. Así, Méndez tiene este cuatrienio a su cargo la supervisión de OSL.

"Eso explica por qué los dos directores de OSL (desde 2017) fueron nombrados por Méndez y respondieron a él", sostuvo Arrillaga.

Según la demanda, Méndez y Pagán Ramírez, descrito como un "ardiente" miembro del Partido Nuevo Progresista, "usaron y abusaron las prerrogativas que la ley de Puerto Rico les confirió como ocupantes de sus cargos públicos para privar a la demandante de su derecho de no perder su empleo porque su partido político perdió las pasadas elecciones", lee el recurso legal, asignado al juez Pedro Delgado Hernández.

En la demanda se reconoce el fenómeno de despidos de empleados de confianza luego de cambios de gobierno, pero sostiene también que empleados que no implementan política pública están protegidos de estos despidos al citar jurisprudencia local y la Constitución de Estados Unidos. 

Según la demanda, durante la recta final de la campaña electoral del 2016 y luego del día de las elecciones, empleados de la OSL y de oficinas de legisladores penepés -incluyendo a Pagán Ramírez- "bombardearon a la demandante con comentarios, lemas... incluyendo comentarios como "les falta poco a los populares", "se les acabó el guiso" y "pa'fuera es que van". 

"Cuando gane el PNP, igual que Bhatia botó a los empleados, viene un tsunami por los populares también”, supuestamente eran algunos de los mensajes que recibía Serrano.

A los dos demandados se les imputa en el recurso legal permitir que se diera el patrón de acoso en vez de tratar de detenerlo, esto mientras conocían la afiliación política de Serrano. En el caso de Méndez Núñez, se le imputa, una vez fue electo a la presidencia de la Cámara, el haber solicitado el expediente de personal de Serrano para, entre otras cosas, "confirmar que la demandante comenzó a trabajar durante una administración del PPD"

"El Presidente de la Cámara había estado identificado a seguidores del PPD en las dependencias legislativas desde que fue electo a la posición por sus compañeros...", continúa el escrito donde, si bien se reconoce que quien tenía la autoridad nominadora para hacer cambios de personal en OSL era Pagán Ramírez, "el director responde a los deseos de Méndez Núñez".